Cachis la tecnología no ha estado a la altura.

Lo siento 🙁


Parece que la página que buscas no existe.

Cuando pasa esto las emociones que pueden aparecer serán por este orden: sorpresa, decepción, frustración o incluso enfado.

Dependerá de si estabas navegando sin más por la página, leyendo un post con algún enlace interesante que al parecer está roto o de si estabas en medio de un proceso de consulta, inscripción o compra.

Entiendo y acepto tus emociones y te invito a que tú también hagas lo mismo. Siéntelas, respira y date un segundo para pensar y aprender de esto, tú puedes hacer algo.

Hay un factor importante, el más importante, que hará que aparezca una u otra emoción y que hará también que ésta se modifique y es, ¿qué y cómo te estás contando lo que acaba de pasar?:
  • “Vaya chapuza de web, este fallo es imperdonable”. Alta exigencia que sumado al catastrofismo te hará ver si el perfeccionismo se está apoderando de ti.
  • “¡Esto es una mierda! que les den”. Endosas la culpa, muy bien, pero el tono es muy agresivo, negativo y lo peor, que te hace abandonar lo que querías hacer.
  • “Pero bueno, ¿qué he hecho mal? Si es que se me da fatal esto de internet”. Menos agresivo, bien, pero te hundes en la miseria tú mismo. Te culpabilizas del error y extiendes tu ineptitud a todo el uso de internet. Si tenías alguna duda de probar Live it! online, esto ya ha terminado de decidirte.
  • “Con lo chula que está la web y que tenga este fallo. Realmente me interesa acabar lo que estaba haciendo, voy a ver qué me dicen”.  No te culpabilizas, muy bien. Tampoco eres agresivo, ni catastrofista, ni perfeccionista extremo, lo que no quiere decir que no seas realista, hay un fallo lo reconoces pero te implicas en la solución, esto se llama proactividad y está genial.

 

Estos son algunos ejemplos y puede haber muchos más. Con esto quiero aportarte algún aprendizaje ante esta situación inesperada. De los errores y los fracasos también podemos aprender si nos paramos un momento a conectar con nosotros mismos y vemos nuestras verdaderas necesidades.

Y después de este rollo filosófico que forma parte de mi inquietud porque mejores tu gestión emocional te agradecería enormemente que me ayudarás a contribuir con tu bienestar.

¿Cuéntame qué ha pasado y cómo puedo ayudarte?  Intentaré resolverlo lo antes posible (en menos de 48 horas).


Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Teléfono (opcional)

¿Qué ha pasado?


O si lo prefieres puedes contactar conmigo en info@inteligenciaemocionalycoaching.com ó en el teléfono (+34) 918017188  de L a V de 9 a 18 h.



Quiero agradecerte tu ayuda, espera no te vayas sin nada.


Apúntate y te acompañaré en el gran reto de gestionar mejor tus emociones.

Además consigue GRATIS el libro “Inteligencia de Pareja” y las 3 vídeo-ponencias de la 1ª Jornada de Inteligencia Emocional Live it!



Quiero agradecerte tu ayuda, espera no te vayas sin nada.


Apúntate y te acompañaré en el gran reto de gestionar mejor tus emociones.

Además consigue GRATIS el libro “Inteligencia de Pareja” y las 3 vídeo-ponencias de la 1ª Jornada de Inteligencia Emocional Live it!