La mejor escuela, la vida. Los mejores mentores, las personas mayores (con vídeo-entrevista a Robert y Deirdre)

Pilar Fernández Inteligencia emocional %s Comments

No tengo ninguna duda que muchos de vosotros estaréis totalmente de acuerdo conmigo de que los mejores mentores que podemos tener en el mundo del coaching y la inteligencia emocional son los mayores.

 

Si, personas reales de carne y hueso, accesibles y cercanas que pasan por nuestro lado y muchas veces por desgracia las dejamos escapar sin habernos impregnado lo más mínimo de su sabiduría y experiencia.

“ellos eran la esperanza de que los problemas, miedos y riesgos que la vida trae consigo se solucionan, se superan y se afrontan…ellos eran la prueba más evidente”

Muchos de vosotros al igual que yo seguro que seguís disfrutando como cuando éramos niños de esas historias que sobre la propia vida nos contaban nuestros padres, abuelos, vecinos,…Nos parecían fascinantes ¿verdad?

 

Y no porque fueran historias llenas de aventuras, príncipes azules o naves espaciales, sino porque eran historias reales, únicas, que nos abrían ventanas a nuevos horizontes, nuevas formas de ver y afrontar las cosas que como niños estábamos empezando a descubrir.

 

Nos hacían reflexionar y retroceder de caminos equivocados y nos animaban y motivaban para seguir creciendo, madurando, desarrollando nuestra madurez.

 

Ellos eran la esperanza de que los problemas, miedos y riesgos que la vida trae consigo se solucionan, se superan y se afrontan…ellos eran la prueba más evidente.

 

Luego crecemos, nos desarrollamos y maduramos y empezamos a considerarnos maestros de vida porque vamos cumpliendo con los estándares de calidad que la sociedad nos marca, creemos tener el control absoluto de nuestras vidas porque el viento es favorable y son pocas y leves las tempestades que la vida nos trae.

 

Esto nos hace pensar que los mayores ya nos dieron lo que nos podían dar, que ahora somos nosotros, expertos en las nuevas tecnologías y tendencias los que podemos enseñarles a ellos, ¡qué ilusos!

“quién mejor para enseñarnos que los que ya la han vivido, quiero decir, las personas mayores. Ellos deben de ser nuestros mentores, nuestra fuente de sabiduría y nuestro campo de investigación”

Y de repente nos vemos inmersos en las tempestades de la madurez, pérdida de un trabajo, de un ser querido, separaciones, enfermedades, etc. que muchas personas no son capaces de afrontar y superar.

 

Otras piden ayuda a un psicólogo o un coach y una minoría es capaz de salir airoso. Es por tanto que en muchas ocasiones nuestra intervención como coach en la vida de las personas no es otra que enseñarles a afrontar estas pérdidas, nuevas etapas de vida o un desarrollo o madurez poco trabajado en etapas anteriores.

 

Esto nos obliga a formarnos en la disciplina del “saber vivir” y qué mejor escuela que la propia vida, en términos de vida ya vivida.

 

Y quién mejor para enseñarnos que los que ya la han vivido, quiero decir, las personas mayores. Ellos deben de ser nuestros mentores, nuestra fuente de sabiduría y nuestro campo de investigación.

 

Desde hace escasamente dos años he orientado gran parte de mi investigación para el desarrollo de la inteligencia emocional en la observación y análisis de vidas reales exitosas.

 

Vidas normales que se están acercando a las últimas etapas de la ascensión a pleno rendimiento, como si el esfuerzo de superar cada etapa no les pesara, afrontando las etapas finales con la misma fuerza, ilusión y entusiasmo que las primeras.

“he orientado gran parte de mi investigación para el desarrollo de la inteligencia emocional en la observación y análisis de vidas reales exitosas”

Esto les otorga un gran poder, ya que conocen el recorrido a la perfección, los obstáculos que han tenido que afrontar y qué les ha funcionado para seguir adelante con ilusión, aprovechando cada momento, a sabiendas que el espectáculo que la cima les ofrece será breve y apenas dudará por lo que son totalmente conscientes que el verdadero éxito de sus vidas ha estado en haber sabido disfrutar del recorrido realizado y seguir haciéndolo hasta el final.

 

En nuestro objetivo de mejora, debemos apoyarnos en estas personas, ellos son los grandes maestros y mentores en la formación como coach.

 

El valor de su enseñanzas es incuantificable, son la evidencia viva de que la inteligencia emocional es la clave y de que lo que realmente importa es vivir con éxito, entendiendo el éxito como lo hacía Bertrand Russel: ”vivir como uno desee, sólo eso merece llamarse éxito”.

“En nuestro objetivo de mejora, debemos apoyarnos en estas personas, ellos son los grandes maestros y mentores en la formación como coach”

Un ejemplo de ello son mis queridos amigos irlandeses Robert y Deirdre, una pareja mayor que tuve la suerte de encontrarme en el camino, que me han enseñado mucho y me han ayudado a mejorar mi formación tanto a nivel personal como a nivel profesional y de los que os aporto una entrevista muy enriquecedora que espero os sea útil.

El vídeo de la entrevista completa dura 23 minutos, si no tienes todo ese tiempo ahora puedes ver la entrevista por partes en los siguientes enlaces. Disculpad la calidad del clip como la del audio, ya que se acabó realizando con un móvil y de manera muy artesanal.

Atrévete a descubrir más.


Apúntate y te acompañaré cada mes por email en el gran reto de gestionar mejor tus emociones. Además consigue GRATIS el libro "Inteligencia de Pareja" y las 3 vídeo-ponencias sobre lo que te aporta la Inteligencia Emocional a nivel personal, a tu relación de pareja y a tu familia.


Autora del blog

Soy Pilar Fernández maestra de emociones y autora de Live it! una formación sobre inteligencia emocional práctica, útil y con los pies en la tierra. Mi misión es enseñarte a abordar correctamente tus emociones para que tomes las riendas de tu vida. Creo que nadie debería sufrir, perder oportunidades, ni verse sólo por no saber hacerlo.